La Almazara     Tradición     Ecológico     Elaboración     Aceites

Capa de encabezado
Capa de encabezado
Capa de encabezado
Capa de encabezado
previous arrow
next arrow
Slider
 

 

Villaconejos y en particular sus agricultores tienen una razón más de orgullo, ya que la totalidad del cultivo de olivar de éstos, ubicados principalmente en los términos de Villaconejos, Colmenar de Oreja y Chinchón y en menor medida en otros términos colindantes, suman un total de unos 160.000 olivos de los cuales el 90 % son Ecológicos.

 

Por ello nos atrevemos a afirmar que se trata de la mayor proporción de olivar ecológico con respecto al convencional en el mundo dentro de un área geográfica de cierto peso.

 

Olivar Ecológico

 

Las diferencias entre ecológico y convencional estriban principalmente en la forma de cultivar y manejar el olivar en los siguientes aspectos:

 

Control de plagas. En la agricultura ecológica no se permite el uso de pesticidas y plaguicidas sintéticos y se deben usar métodos alternativos.

 

Control de malas hierbas. Al igual que las plagas, para la eliminación de las malas hierbas no se permiten herbicidas sintéticos.

 

Abono. La agricultura ecológica no permite el abono de los olivos con fertilizantes sintéticos (Urea, Nitrato Amónico, etc.). Sólo pueden usarse abonos orgánicos, sean de origen animal (estiércol) o vegetal (compost).

 

 

Durante el proceso de producción de aceite de oliva ecológico deben tomarse las siguientes medidas:

 

Control de procedencia de la aceituna. Todos nuestros proveedores de aceituna ecológica deben de tener un certificado de conformidad del organismo de control pertinente en regla y facilitarnos un parcelario con su certificado ecológico el cual será revisado antes de descargar la mercancía.

 

 

En la recepción en la almazara y durante el proceso de elaboración, la aceituna, la masa del aceite y el aceite han de estar siempre en contacto con acero inoxidable, goma alimentaria (para la cintas de transporte) o resinas alimentarias.

 

 

La línea de producción ecológica esta completamente separada de cualquier otro proceso productivo. Asimismo hay un exhaustivo control en la trazabilidad y en la analíticas de producto terminado ya que cada lote tiene su analitica de multiresiduos realizada en un laboratorio acreditado por el ENAC.

 

Sostenibilidad. Prácticamente la totalidad del olivar de la zona es de secano por lo tanto no consume recursos hídricos.

 

En nuestro afán por preservar la naturaleza al máximo y hacer un uso sostenible de sus recursos utilizamos como combustible el hueso de la aceituna para la calefacción y el agua caliente. Por otro lado los restos de hojas y ramas de los olivos se llevan para ser alimento de las ganaderías cercanas.

 

 

Cornicabra Ecológica

 

Fundamentalmente su área de cultivo se encuentra en Ciudad Real, Madrid y Toledo.

 

Recibe el nombre de “Cornicabra” por la peculiar forma curvada de su fruto que se asemeja a un cuerno.

 

 

En cuanto al árbol del olivo a pesar de ser mediterráneo destaca por su gran resistencia a heladas, fríos intensos y sequías, lo que la convierte en la variedad más apropiada para el clima continental. Esta variedad presenta un árbol de vigor medio, con copas de ramas péndulas con zonas de mayor densidad de follaje que otras.

 

 

Su fruto, de tamaño medio-grande, con un peso que oscila entre los 3-3,5 gr, presenta un pedúnculo ligeramente largo.  La floración y la maduración de los frutos es tardía, suele darse entre octubre y enero.

 

 

Son aceites frutados y aromáticos, de amargo y picante medio. Su sabor encuentra el equilibrio entre el dulce a la entrada, el amargo a hojas verdes y el picante. Son aceites estables gracias a su alto contenido en ácidos grasos monoinsaturados y polifenoles.

 

La aceituna cornicabra es una de las variedades con mejores propiedades -culinarias y para el organismo-, por ello es muy apreciada por expertos en aceite y por especialistas de la salud. Para elaborar un aceite de calidad hay que recoger la aceituna cuando tiene un color violáceo intenso que significa que ha culminado la maduración.